Inicio » Prevención » La garrapata: compañera a evitar, y no solo por la fiebre hemorrágica Crimea-Congo

La garrapata: compañera a evitar, y no solo por la fiebre hemorrágica Crimea-Congo

La garrapata, portadora de la fiebre hemorrágica Crimea-Congo

La fiebre hemorrágica Crimea-Congo (FHCC) ha saltado a los medios de comunicación por el fallecimiento de una persona en la provincia de Ávila y por la infección, debida al contacto con el paciente, de la enfermera que lo cuidaba. Se trata de un virus transmitido principalmente por la garrapata Hyalomma, variedad común en nuestro país, especialmente en el suroeste de la Península y en Aragón. Aunque se ha desarrollado una vacuna que ya se utiliza a pequeña escala en Europa Oriental, región en la que esta enfermedad tiene cierta presencia, este es el primer caso de contagio conocido en Europa Occidental, y en la actualidad no existe ninguna vacuna segura y eficaz contra el virus que esté disponible de forma amplia para uso humano. La principal herramienta preventiva es, pues, la divulgación de los factores de riesgo y medidas que puede tomar la población expuesta al posible contacto con garrapatas.

Aunque a día de hoy se trata de un caso aislado en nuestro país, y no se justifica en ningún caso una alarma en la población, este episodio ha hecho que se ponga una lupa sobre esos pequeños y antipáticos “chupasangre” que son las garrapatas, y en ese sentido es conveniente recordar que la FHCC no se trata de la única enfermedad que transmiten ya que además de ese virus también pueden contagiar enfermedades bacterianas como la ehrlichiosis y la enfermedad de Lyme, y parasitarias como la piroplasmosis.

Además, y debido a un tóxico que segrega, la propia picadura de la hembra de algunas variedades de garrapata puede venir acompañada de síntomas como dificultades para respirar, descoordinación de movimientos o incluso parálisis temporal en los niños. Por todo lo anterior, si, ya sea por trabajo o por cualquier otro motivo, vas a estar en contacto con pastizales, praderas crecidas, zonas boscosas, ganado o animales domésticos, te interesa evitarla. La Organización Mundial de la Salud recomienda tomar una serie de medidas para reducir el riesgo de transmisión de garrapatas:

  • Usar ropa protectora: manga larga, pantalones largos, calzado cerrado.
  • Usar ropa de color claro para poder detectar fácilmente las garrapatas adheridas a ella.
  • Usar acaricidas autorizados (productos químicos que matan las garrapatas) en la ropa.
  • Aplicar repelentes autorizados en la piel y la ropa.
  • Examinar regularmente la ropa y la piel en busca de garrapatas y, en caso de encontrar alguna, eliminarla de forma segura.
  • Procurar eliminar o controlar las infestaciones por garrapatas en los animales y en los establos y graneros.
  • Evitar las zonas en que abunden las garrapatas, y las estaciones en que están más activas (en España esto suele ser en las épocas más húmedas, es decir, primavera y otoño).

 

 

CompartirTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someoneShare on TumblrShare on Google+
Etiquetado en
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>