Inicio » Mecanismos de la enfermedad » Avanzando en la comprensión del Síndrome de fatiga crónica

Avanzando en la comprensión del Síndrome de fatiga crónica

En las últimas décadas se ha avanzado de forma importante en la comprensión del Síndrome de fatiga crónica. Actualmente conocido como Encefalomielitis miálgica/Síndrome de fatiga crónica (EM/SFC). Sin dudas, se trata de un problema de salud altamente incapacitante que afecta a millones de personas en el mundo. Además, su frecuencia es mayor en mujeres entre los 40 y 60 años. Aunque se conoce algo más de los mecanismos fisiopatológicos (origen de los síntomas), en contraste, se desconocen las causas.

Síntomas más importantes:

  • Limitación importante para la realización de las actividades habituales por la fatiga.
  • Malestar posesfuerzo, de aparición después de una actividad física o mental.
  • Problemas para dormir, tanto de conciliación como de permanencia.

Aún más, se describe falta de claridad en los pensamientos, pérdida de memoria e intolerancia ortostática (síntomas al incorporarse).

Mecanismos fisiopatológicos identificados:

  • Alteraciones de los ejes límbico-hipotalámico-hipofisario.
  • Disminución de la actividad del eje hipotalámico-hipófisis-suprarrenal.
  • Afecta la producción de cortisol, hormona del crecimiento y prolactina.
  • Señales altas en sustancia blanca a estímulos auditivos y visuales.
  • Estado de neuroinflamación que afecta particularmente a las células microgliales.
  • Niveles elevados de proteínas reparadoras en líquido cefalorraquídeo.
  • Disminución en la generación de fuentes de energía a las células.
  • Presencia de marcadores indicativo de estrés oxidativo.
  • Aumento de las células T CD8 + citotóxicas activadas.
  • Mal funcionamiento de las células asesinas naturales.

Diferentes hipótesis etiológicas actuales:

  • Infección crónica por herpesvirus.
  • Autoanticuerpos.
  • Neurotoxinas.
  • Estrés crónico.
  • Inflamación intestinal: predominio de especies inflamatorias.

Mensaje:

A los enfermos con EM/SFC podrá el médico explicarle qué está pasando en su cuerpo en lugar de la frase “se sabe muy poco de esta enfermedad”. Finalmente, un mejor conocimiento de los mecanismos fisiopatológicos de la enfermedad abre la vía para la creación de terapias efectivas.

José Antonio Gelpi Méndez | Director de Divulgación Médica en Cualtis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *