Inicio » Medicina personalizada » Entrectinib, nuevo fármaco para tumores sólidos

Entrectinib, nuevo fármaco para tumores sólidos

Entrectinib, el nuevo fármaco para tumores sólidos, ha recibido la aprobación por la FDA. Especialmente, está indicado en tumores sólidos con fusión positiva del gen neurotrófico del receptor de tirosina quinasa (NTRK). Cuando uno de los tres genes NTRK se fusiona con un gen de otro cromosoma aumenta la producción de proteínas de fusión TRK, estimulando el crecimiento tumoral. El Entrectinib bloquea dicha actividad. Se trata de una medicación de uso oral para adultos y niños mayores de 12 años. Es el segundo medicamento de su grupo aprobado por la FDA, después del Larotrectinib (Vitrakvi).

Entrectinib (ROZLYTREK), ha sido utilizado en pacientes con cáncer metastásico que no respondían a los tratamientos convencionales. También, en enfermos sin posibilidades quirúrgicas ni de otros tratamientos alternativos. La tasa global de respuesta en los ensayos realizados fue del orden del 57%. A su vez, la duración de la respuesta a los 6 meses fue del 68% y, a los 12 meses o más, del 45%. Aún más, las respuestas fueron similares en los casos que ya tenían metástasis cerebral al momento del diagnóstico.

Tumores en los que se ha evaluado:

  • Pulmón no microcítico metastásico ROS1 positivo.
  • Sarcoma.
  • Carcinoma de mama.
  • Tiroides.
  • Glándulas salivares.
  • Colorrectal.
  • Colangiocarcinoma.
  • Páncreas.

Además, Entrectinib está indicado en tumores con células ROS1 positivo. Se trata de un gen que normalmente participa en los procesos de señalización y multiplicación de las células. De ahí, se considera un ROS1 positivo cuando se producen cambios en su estructura, o bien, exceso de proteínas de fusión ROS1 en su superficie. En tales circunstancias, se acelera el proceso de multiplicación celular.

Sin dudas, se considera un avance relevante en la oncología de precisión. La novedad, el tratamiento del cáncer se hace con fármacos contra dianas, independientemente del tejido tumoral. Razón por la cual, son denominados como “agnóstico tisular”, es decir, dependientes de un gen y no de un tejido. De tal manera que, tumores con diferentes histologías podrían responder al tratamiento agnóstico si tienen la alteración del gen NTRK. Con ello, se amplía la disponibilidad de medicamentos para tratar estas fusiones.

José Antonio Gelpi Méndez | Director de Divulgación Médica en Cualtis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *