Inicio » Diagnóstico precoz » Eritema migratorio en el diagnóstico de la Enfermedad de Lyme

Eritema migratorio en el diagnóstico de la Enfermedad de Lyme

El eritema migratorio permite hacer el diagnóstico de la Enfermedad de Lyme (EL) sin necesidad de disponer del análisis de sangre. Se trata de un criterio recogido en la nueva guía NICE de 2019. Puede estar presente hasta en el 80% de los casos.

Características del eritema migratorio:

  • Suele aparecer entre 3 y 30 días después de la picadura y alcanzar los 30 cm de ancho.
  • En ocasiones su presencia se puede demorar hasta 3 meses.
  • La lesión ha sido descrita como una piel enrojecida con una banda clara alrededor del centro (sitio de la picadura), conocida como patrón ojo de buey.
  • No suele acompañarse de picor ni dolor, aunque la zona puede estar caliente.

El agente causante de la enfermedad es la espiroqueta Borrelia burgdoferi.

Borrelia burgdoferi

 

 

 

 

 

 

 

 

La enfermedad es transmitida por garrapatas del género Ixodes, presentes con más frecuencia en zonas de bosques y pastos. En España el principal transmisor corresponde a la garrapata Ixodes ricinus, con reservorios en animales domésticos, ciervos y roedores salvajes.

Garrapata género Ixodes

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Se viene observando en España un incremento de la EL en los últimos años, y se estima que la cifra alcanza los 40.000 a 50.000 casos al año. Destaca la región noroeste de la península, con alta actividad agrícola y ganadera. Se han identificado zonas hiperendémicas en Lugo y Asturias (Sierra del Sueve).  En Inglaterra y Gales se diagnostican unos 1.000 casos al año y en Europa se declaran cada año más de 70.000 casos nuevos.

Otro de los criterios incluidos en la guía es no demorar el tratamiento si hay certeza clínica de la enfermedad. Los síntomas iniciales de la EL son similares a otras enfermedades (fiebre, escalofríos, dolores musculares, cefalea), resultando difícil su sospecha, si no se recuerda una picadura previa. El tratamiento temprano evita pasar a la fase crónica de la enfermedad. El diagnóstico de certeza se hace por la combinación de dos pruebas de laboratorio (ELISA y Western blot).

Extracción de garrapata

 

 

 

 

 

 

 

 

Por último, recordar que la forma más eficaz de retirar una garrapata es hacerlo lentamente con una pinza hasta extraerla por completo. La operación puede durar hasta un minuto. Ello evitaría que regurgite los jugos con las bacterias en el torrente sanguíneo. Además, interesa llevar la garrapata al laboratorio para comprobar si está infectada por la Borrelia.

José Antonio Gelpi Méndez | Director de Divulgación Médica en Cualtis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *