Inicio » Prevención » La teoría infecciosa para el Alzheimer, ateroesclerosis y diabetes

La teoría infecciosa para el Alzheimer, ateroesclerosis y diabetes

La teoría infecciosa para el Alzheimer, ateroesclerosis y diabetes, va ganando fuerza para los estudiosos del tema. Quizás no se trate de agentes causales, opinan algunos, pero hay que pensar en algún tipo de relación.

Algunos elementos comunes a las tres enfermedades:

  • Acumulación de proteínas perjudiciales.
  • El componente inflamatorio está presente en todas.
  • La frecuencia aumenta con la edad.
  • Variantes alélicas similares y depósito de amiloide en EA y en ateroesclerosis.

Además, el que padece una de estas enfermedades, tiene un mayor riesgo a padecer las otras dos.

En pacientes con Enfermedad de Alzheimer (EA) han encontrado placas de amiloide y proteína tau infectados con el virus del herpes simple 1 (HVS1). En consecuencia, podría tratarse de una respuesta inmunológica a la infección viral. Aún más, los casos con infección por HVS1 tratados tienen menor riesgo (5,8%) de demencia que los no tratados (28,3%).

La teoría infecciosa de la ateroesclerosis describe una cascada que parte de una infección. Como consecuencia, aparece inflamación, seguido de depósitos de ésteres de colesterilo y otros lípidos. Finalmente, se va produciendo el estrechamiento vascular y aparecen los síntomas de enfermedad.

Se han descrito «brotes» de diabetes mellitus coincidiendo con parainfluenza, paperas, enterovirus y herpes virus. Cabe destacar, el hallazgo de amilina en estos pacientes, una proteína antimicrobiana. Por lo tanto, cabría pensar que se ha producido una respuesta inmune con daños en el páncreas.

Otra entidad, con presencia de infección que genera inflamación, la periodontitis, ha estado asociada a la diabetes, EA y ateroesclerosis.

Mensaje:

Aún, ningún agente infeccioso ha sido demostrado como causa de estas enfermedades. Probablemente, participen de alguna manera en la cascada infección-inflamación-daño celular-enfermedad. A la espera, de datos más precisos, debemos seguir protegiéndonos con una buena alimentación y ejercicios físicos.

José Antonio Gelpi Méndez | Director de Divulgación Médica en Cualtis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *