Inicio » Nutrición » Las bebidas energéticas y el riesgo de arritmia cardíaca

Las bebidas energéticas y el riesgo de arritmia cardíaca

En estudio publicado en American Heart Association han encontrado una asociación entre el consumo de bebidas energéticas y el riesgo de arritmia. Pueden provocar la prolongación del intervalo QT en el electrocardiograma y aumento de la presión arterial. Participaron 34 adultos sanos con edades entre 18 y 40 años, con registro electrocardiográfico de 4 horas de duración.

La duración media del intervalo QT fue de 7,7 milisegundo por cada bebida energética consumida y 6,1 milisegundo en el control. Por su parte, el incremento en la presión arterial fue de 3-5 mm de Hg.

Las bebidas energéticas contienen azúcares, cafeína, taurina, glucuronolactona, ginseng, guaraná, l-carnitina, vitaminas y otros componentes. Los efectos sobre la presión arterial lo atribuyen a la cafeína y no son duraderos. A su vez, el aumento del intervalo QT lo relacionan con la taurina y glucuronolactona, y no a la cafeína.

La prolongación del intervalo QT predispone al desarrollo de taquicardia ventricular polimorfa (TVP) en torsades. También se conocen como torsades de pointes, traducidas del francés significa puntas torcidas. La TVP puede provocar un cuadro sincopal y requerir cardioversión.

La FDA informó de 34 casos fatales entre 2004 y 2014 relacionados con el consumo de bebidas energéticas. Entre los eventos reportados estaban los mareos, el infarto cardíaco, parada cardíaca y la fibrilación auricular.

A la espera de futuras confirmaciones, se recomienda consumir con precaución este tipo de bebida. Particularmente, en los individuos con Síndrome de QT prolongado o congénito e hipertensión arterial.

No olvidar, a diferencia de las bebidas energéticas el café forma parte de una dieta saludable por sus múltiples beneficios. La FDA establece el límite de cafeína en unos 400 mg, lo que sería de cuatro a cinco tazas de café al día.

José Antonio Gelpi Méndez | Director de Divulgación Médica en Cualtis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *