Inicio » Diagnóstico precoz » Nueva definición de la Enfermedad de Alzheimer

Nueva definición de la Enfermedad de Alzheimer

El NIA-AA (National Institute on Aging and Alzheimer’s Association) ha publicado una nueva definición de la Enfermedad de Alzheimer (EA) con las siglas ATM. Introduce criterios biológicos de la enfermedad en lugar de los síntomas por el deterioro cognitivo (mental). Los marcadores biológicos que utiliza son la beta amiloide (A) y el tau (T), así como la presencia de neurodegeneración (N).

La beta amiloide es un péptido (molécula formada por varios aminoácidos) que normalmente está presente en diferentes actividades metabólicas en el tejido nervioso. La tau es una proteína que participa en el buen funcionamiento de las células nerviosas. Ambos marcadores biológicos, pueden acumularse de forma anormal en los pacientes con EA. La identificación de ellos puede hacerse por PET (Tomografía por Emisión de Positrones), o bien, en el LCR (líquido cefalorraquídeo).

La PET, una prueba de la especialidad Medicina nuclear, permite a través de imágenes medir la actividad metabólica de las células.  Ver imagen más abajo.

PET en Enfermedad de Alzheimer

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El LCR es un fluido que circula dentro del cerebro y la médula espinal. El estudio del mismo puede proporcionar información de interés en muchas enfermedades.

La identificación de la neurodegeneración se realiza con la ayuda de la RMN (Resonancia Magnética Nuclear). Se conoce como neurodegeneración al daño producido en las células nerviosas que provocan alteraciones en su función. Suele empeorar con el tiempo, llegando a producir muerte celular.

Resumen nomenclatura ATM:

  • A: beta amiloide medida por PET o LCR.
  • T: patología tau medida por TEP o LCR.
  • N: presencia de neurodegeneración medida por RMN o LCR.

Finalmente, se hace énfasis en el carácter flexible de la nueva clasificación con el enfoque de la medicina personalizada. Se podrán incluir otros marcadores en la medida en que se vayan identificando en futuras investigaciones. Ello permitirá introducir tratamientos específicos a cada caso y se ganará en eficacia.

José Antonio Gelpi Méndez | Director de Divulgación Médica de Cualtis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *