Inicio » Diagnóstico precoz » Nueva guía para el cribado del cáncer colorrectal

Nueva guía para el cribado del cáncer colorrectal

Una nueva guía para el cribado del cáncer colorrectal recomendada por un panel de expertos internacionales ha sido publicada en BMJ. A destacar, el enfoque más individual, con la idea de no considerar el cribado igualmente válido para todos. Recientemente, habíamos comentamos la actualización que hizo este año la Multi-Society Task Force (MSTF). 

A diferencia, en la nueva guía sugieren la utilización de la calculadora QCancer®. Con esta herramienta, se puede estimar el riesgo de cáncer colorrectal para cada individuo en los próximos 15 años. Con ella, se busca los beneficios de una mejor selección individual y evitar daños por pruebas innecesarias. De hecho, ha estado respaldada por tres ensayos que han tenido un seguimiento de 15 a 17 años. Como resultado, la mayor evidencia se relaciona con los adultos de 50 a 79 años. Además, está pensada para individuos sin antecedentes previos y una esperanza de vida de al menos 15 años. Aunque, se podría utilizar en menores de 50 años, pocas personas tendrían un riesgo  mayor de un 3%.

Principalmente, se parte del cálculo del riesgo de cáncer colorrectal para la decisión de hacer o no el cribado. Para ello, valoran sexo, edad, antecedentes familiares cáncer gastrointestinal y antecedentes personales de enfermedades predisponentes al cáncer colorrectal. En este último, se indaga sobre la colitis ulcerativa y los pólipos de colon. También, la calculadora recoge peso, talla, tabaquismo, cáncer ginecológico en la mujer, así como, cáncer del pulmón y hematológico en el hombre.

¿Cómo calcular el riesgo?

Completando los datos que pide la calculadora QCancer®.

¿A quién hacer el cribado?

Toda aquella persona cuyos resultados indiquen un riesgo superior al 3%.

¿Qué tipo de cribado hacer?

Considerar una de estas cuatro opciones:

  • Prueba inmunoquímica fecal (FIT) cada año.
  • FIT cada dos año.
  • Sigmoidoscopia.
  • Colonoscopia.

Si FIT o sigmoidoscopia resultan positiva, se procedería a realizar colonoscopia.

En cualquier caso, la decisión de cuál opción tomar, deberá ser compartida entre paciente y médico prescriptor.

José Antonio Gelpi Méndez | Director de Divulgación Médica en Cualtis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *